JM Dating - шаблон joomla Скрипты

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Los ramos son un complemento esencial en cualquier vestido de novia, dan un toque de luz y color y son el elemento de la novia en el que existen más posibilidades de dar rienda suelta a la imaginación.

Cada novia tiene que llevar un ramo diferente, particular y personal para ese día. Conocemos que existen actualmente más de 10 mil tipos de flores diferentes, pero cuando acudimos a los talleres o floristerías, la mayoría de las novias no tienen ni idea del nombre de las flores y mucho menos cuales son las que encajan para su vestido.

Lo primero de todo es que tenemos que saber cuál es la diferencia entre un ramo de flores y un bouquet. La diferencia entre uno y otro reside en el tallo. En los ramos es más largo (supera los 50 cm), son flores que se presentan sueltas y que se van uniendo unas con otras y suele ser una opción para novias más campestres, aunque suele ser un tanto incomodo porque es más pesado y de difícil manejo. El bouquet por su parte tienen un tallo corto y normalmente está atado a todo tipo de materiales, texturas y colores lo que da lugar a muchas opciones diferentes y especiales para cada novia.

  

Los ramos pueden ser cálidos o fríos, rústicos o sofisticados, ligeros o más clásicos, todo depende de la novia y del tipo de boda. Las flores artificiales y flores de papel que no se estropean y perduran en el tiempo son otra opción ya que parecen totalmente naturales.

El color es el protagonista para los ramos de novias de esta temporada. Pero, ¿Cuáles son las flores que más se utilizan y las más demandadas?

Clásico

Este tipo de ramos suelen tener forma redonda y son muy cómodos para llevar. Se buscan las rosas grandes, fresias, francesillas, peonías, hortensias, calas, muguetes y tulipanes. Para los ramos en caída, ideales para las novias más altas, se emplean orquídeas, lirios, fresias y muguetes. Los colores de los ramos de novia clásicos son sencillos y discretos; generalmente predominan los tonos blancos, crema y rosas claros. Normalmente este estilo solo necesita un color debido a que mezclar otros tonos que no sean blancos puede originar un efecto extraño. Además, el blanco es el color tradicional de las bodas por su significado de perfección y pureza.

Campestre y rústico

El ramo campestre, como bien indica su nombre está compuesto por flores que intentan recrear que han sido recogidas del campo. Ideales para bodas en fincas, pazos y haciendas. Tienen una forma vertical y se suelen utilizar diferentes tipos de flores como la rosa ramificada o de pitiminí, la margarita de campo o áster, las francesillas, anémonas y narcisos. Los verdes como la flor de cera, el olivo y el eucalipto juegan un papel importante porque esta tonalidad es la predominante en el campo. Los cremas, verdes, naranjas y azules pálidos y otros tonos similares son perfectos para este tipo de ramos.

             

 Moderno

Este tipo de ramos son originales, modernos, sencillos y lineales. Lo que más caracteriza a este estilo es la utilización de diversos materiales, además de las flores. El estilo moderno en los ramos de novia se distancia de la tendencia redonda debido a que se hacen más en caída, alambrados y pegando las flores, utilizando diferentes técnicas que se han adaptado en las últimas décadas. Las flores por las que suelen decantar los floristas para este tipo de ramos son tropicales y bastante inusuales como las orquídeas, el ornitógala, las gloriosas y las calas. En cuanto a los colores predominantes en este estilo, son más atrevidos que los blancos y se apuesta por tonos fuertes como el malva, rojo, amarillo, naranja y verde.

Vintage

Los ramos de novia vintage han experimentado una gran popularidad en los últimos años debido a la moda que llegó con los vestidos de novia. Por tanto, lo que se pretende en este estilo es recrear el aspecto envejecido a través de colores como el lila, lavanda, rosa pálido, cremas, verdes y rojos. Los ramos de novia vintage recrean los famosos jardines ingleses de la Época Victoriana. Por este motivo, las flores que más se utilizan son las rosas, especialmente las de jardín como las David Austin, peonías, lilas, anémonas, hortensias, verdes como los pistachos, olivos, fresias, clematis, jacintos, y tulipanes. La forma de estos ramos es redonda, dándole al conjunto un aspecto compacto y más organizado que un ramo campestre. Dado que el estilo vintage suele ir acompañado de una gran variedad de flores.

Para ser una novia con estilo y salir bien en todas las fotos, no basta solo con elegir el ramo, sino que hay que saber colocarlo y llevarlo de forma correcta, recordar que las flores siempre tienen que mirar hacia arriba, es lo que lo hace más natural.